mastitis en la lactancia

Mastitis en la lactancia

Inicio > Mastitis en la lactancia

Numerosas investigaciones han demostrado que las madres necesitan apoyo activo para iniciar y mantener prácticas apropiadas de lactancia materna1. La aparición de problemas durante la lactancia no sólo origina molestias importantes, sino que también disminuye la confianza de las madres y mujeres en su capacidad de amamantar7.

Para dar el pecho de forma eficaz es necesaria una postura apropiada, tanto de la madre como del bebé, y un enganche correcto. Los problemas de dolor en el pezón o en la mama se asocian, en su mayoría, a una técnica de lactancia defectuosa que lesiona el pezón e impide el vaciado adecuado de la mama.

Estos problemas que dificultan la lactancia e incluso avanzan el momento del destete pueden aparecer de forma progresiva o bruscamente7, pero mayoritariamente empiezan manifestándose con inflamación local y dolor.

A continuación exploramos los problemas más comunes que pueden dificultar la lactancia materna7:

Mastitis

La mastitis es una inflamación del pecho que puede ir acompañada o no de infección8, y que puede afectar tanto a mujeres lactantes como a no lactantes. La mastitis lactante es una enfermedad que conlleva un elevado impacto económico, social y de salud pública, siendo la principal causa médica de destete precoz3,9.

La mastitis es más frecuente en la segunda y tercera semanas posparto, y la mayoría de los estudios indican que el 75-95% de los casos ocurren en las primeras 12 semanas8,9. Sin embargo, puede producirse en cualquier momento de la lactancia9.

La aparición de mastitis junto con los problemas mencionados anteriormente y el estilo de vida socio-económico actual, es lo que causa que tan solo el 18% de mujeres en periodo de lactancia cumplan la recomendación de la OMS de dar el pecho de forma exclusiva hasta los seis meses.

Existen diversos factores que pueden conducir a una mastitis infecciosa. Ésta se asocia con un proceso de disbacteriosis, es decir, un espectacular aumento de la concentración de determinadas bacterias en la glándula mamaria (normalmente estafilococos) y la reducción o desaparición del resto de bacterias de la flora mamaria (por ejemplo, los lactobacilos). Esta alteración provoca una inflamación y bloqueo de los conductos de la leche9,12.

Si la concentración bacteriana rebasa los límites biológicos, la luz de los conductos se reduce y se acumula la leche, que a su vez ejerce presión sobre las paredes del conducto mamario que está inflamado, produciendo un dolor intenso en forma de pinchazos. En general, ni la producción de leche está comprometida ni la composición nutricional es inadecuada, simplemente la obstrucción de los conductos de la leche impide su correcta secreción9,13.

Comparación conducto mamario normal y con mastitis

Figura adaptada de Delgado et al. (2009)9

1: Representación del sobrecremiento de bacterias que da lugar a mastitis.

La prevalencia de mastitis ha oscilado entre el 3 y el 33%. Esto es debido a que las mastitis subagudas y subclínicas, que representan el 90% del total de mastitis, son muy difíciles de diagnosticar8,10. Sin embargo, esta prevalencia de la mastitis se encuentra infravalorada debido a diversos factores como la ausencia de protocolos para la recogida de leche materna, una falta de tradición en el análisis microbiológico de leche humana y la presencia de dudas a la hora de interpretar los resultados11.

Actualmente el diagnóstico de mastitis se refiere casi en exclusiva a la etiqueta diagnóstica de mastitis aguda. Sin embargo hay mastitis que presentan una sintomatología menor, lo que ha llevado a la realización de una nueva clasificación de mastitis según los síntomas.

Para el tratamiento de los diferentes tipos de mastitis sería deseable disponer de los resultados de un cultivo y de un antibiograma que nos indicaran las bacterias causales y los antibióticos que son efectivos, pruebas que no se realizan normalmente12.

Consejos para una lactancia sin dolor
Sorteo del libro “El lado oscuro de la Mastits”

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, acepta el uso que hacemos de ellas. Puede cambiar la configuración de cookies en cualquier momento.

Más información Aceptar